Vivir mejor • Comer fuera de casa y mantener la línea

VIVIR MEJOR

Comer fuera de casa y mantener la línea

Comer fuera de casa y mantener la línea
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

1044 lecturas

Lecturas
18 / 03 / 2016

Seguro que alguna vez has declinado un almuerzo o una cena fuera de casa porque pensabas que sería incompatible con tu dieta. Es cierto que en los restaurantes estamos expuestos a multitud de estímulos: salsas con mucha grasa, rebozados, postres muy calóricos… Pero también es verdad que con un poco de planificación y conciencia podemos seguir disfrutando de nuestro restaurante favorito.

 

A continuación te proponemos algunos consejos para planificar tus comidas y elegir con cabeza. ¡Disfruta de la carta!

 

Planifica tus comidas

 

La clave para comer fuera de casa y mantener la línea es la planificación. Muchos restaurantes tienen disponible la carta a través de internet. Por eso te recomendamos que revises los menús de los establecimientos antes de acudir a ellos, así podrás elegir aquellos restaurantes más saludables.

 

Es igualmente importante no sentarse a la mesa con hambre porque es más probable que te excedas con los aperitivos o el pan. Toma un tentempié ligero o una pieza de fruta antes de salir de casa.

 

Planifica también alguna actividad física para después de comer. Puede ser simplemente volver caminando del restaurante a casa, la cuestión es moverse. Además, te servirá para reforzar las relaciones afectivas y continuar la conversación con tus familiares o amigos.

 

Si tu debilidad son los postres dulces, compénsalo eligiendo un plato principal más saludable. Y si por el contrario no puedes resistirte a los entrantes, elige un postre a base de fruta o compártelo con alguien.

 

Platos a tu medida

 

Tómate el tiempo que necesites para mirar la carta. Busca en ella los platos más saludables y si tienes dudas, pregunta al camarero sobre su composición o preparación.

 

Si te dan a elegir la guarnición de la carne o el pescado, decántate por una ensalada, verduras a la brasa o asadas porque son opciones más saludables que unas patatas fritas. Recuerda que las patatas son más sanas cuando están cocidas o asadas en vez de pasadas por una sartén con aceite.

 

Algunos restaurantes ofrecen medio menú, una gran ayuda para muchas personas para controlar la cantidad que comen. Si el camarero te trae tu plato y ves que hay demasiada cantidad, separa la mitad de lo que vayas a comer en ese momento y pide al camarero que te ponga el resto para llevar.

 

Otra opción que te ayudará a comer con cabeza es compartir el plato con tu comensal. Las raciones de muchos bares siempre son bastante grandes.

 

Momento de decidir

 

Hay veces en los que debemos decidir entre platos de una carta que no nos lo pone nada fácil. Incluso en esos momentos también hay opciones saludables: 

 

- Restaurante de comida rápida: planifica con antelación qué vas a pedir y consulta la información nutricional de los platos. Por norma general, las opciones más saludables son las ensaladas de pollo, la pasta envasada, los bocadillos de carne magra en pan integral, el bocadillo de pan de pita pequeño o los rollitos vegetales. Recuerda que las salsas suelen ser los ingredientes más calóricos de estos platos por lo que, en la medida de lo posible, pide aceite y vinagre y alíñalas tú mismo. 

 

- Carta llena de fritos: en ese caso, elige la pechuga de pollo antes que el muslo y las verduras salteadas o mazorca de maíz antes que las patatas. Corta la comida en trozos pequeños, mastica despacio y ten presente compensarlo con la siguiente comida y moviéndote más.  

 

- No hay verduras en el menú: busca proteínas sin grasa y cereales, y acuérdate de comer más fruta y verdura en tu próxima comida.  

 

¡Come, disfruta, planifica y sigue adelante con tus eventos sociales!

 

Más información: www.entulinea.es

 

Escrito por: entulínea de Weight Watchers
Redmujer.com
Valora:
/
0.000.000.000.000.00
0 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
Comer fuera de casa y mantener la línea Seguro que alguna vez has declinado un almuerzo o una cena fuera de casa porque pensabas que sería incompatible con tu dieta. Es cierto que en los restaurantes estamos expuestos a multitud de estímulos: salsas con mucha grasa, rebozados, postres muy calóricos…
5 1

Política de Privacidad | Términos y Condiciones | Política de Cookies | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2019 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Vivir mejor • Comer fuera de casa y mantener la línea