Vivir mejor • ¡No dejes que el estrés desequilibre tu dieta!

VIVIR MEJOR

¡No dejes que el estrés desequilibre tu dieta!

¡No dejes que el estrés desequilibre tu dieta!
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
2 votos

0 comentarios añadidos

Comentarios

2093 lecturas

Lecturas
24 / 01 / 2014

Cumplir con la planificación de los proyectos laborales, mantener la intendencia de casa, asistir a todos los compromisos familiares, no renunciar a los eventos sociales con amigos,…  De lunes a domingo, nuestro ritmo de vida suele ser frenético y, en ocasiones, cuando las cotas de estrés ascienden, esto acaba repercutiendo en nuestra dieta. El estrés, efectivamente, puede alterar los horarios de comida e incluso nos puede hacer comer de manera descontrolada. En este artículo te ofrecemos algunos buenos hábitos que te ayudarán a mantener a raya los efectos del estrés en tu alimentación.

 

Picoteo saludable

 

El entorno laboral suele ser uno de los grandes focos de estrés y es quizá uno de los lugares donde debes aplicar con más conciencia algunos recursos para no caer en el picoteo poco saludable entre horas. Por ello, acostúmbrate a tener en la oficina algún tentempié saludable: frutos secos, barritas de cereales integrales, fruta,… Serán tu salvación en momentos álgidos de estrés en el que el cuerpo te pida comer y evitarás caer en la tentación de recurrir  a las máquinas expendedoras o a la cafetería más cercana.

 

Dedícate un tiempo en las comidas

 

Aunque estés de trabajo hasta arriba, oblígate a cumplir con tu horario para las comidas y disfruta de ese tiempo preferiblemente lejos del lugar de trabajo, te ayudará a desconectar la mente. Si tu trabajo se desarrolla frente a un ordenador, no comas nunca delante de  la pantalla, porque no serás consciente realmente de las cantidades ingeridas.

 

Otras prácticas que deberías evitar son: comer frente al televisor o de pie. Así que a la hora de comer, siéntate en la mesa, disfruta de la comida y procura comer en un ambiente lo más relajado posible.

 

Planifica tu menú

 

Sin duda, la planificación es nuestro mejor recurso para combatir los impulsos. Ayúdate a superar las semanas más complicadas planificando los menús con antelación para conseguir que el conjunto sea variado y equilibrado. Recuerda que la improvisación es el peor enemigo a la hora de realizar buenas elecciones alimentarias, ya que provoca que cualquier cosa ya nos vaya bien para salir del paso, más aún si vives sola.

 

Cocina para toda la semana

 

Si el problema es el estrés generado por la falta de tiempo, opta por cocinar más cantidad y congela diferentes raciones.  Así, tendrás tu tupper preparado al momento y serás la envidia en el trabajo con tus platos elaborados.

 

Más información: http://www.entulinea.es

 


Escrito por: entulínea de Weight Watchers
Redmujer.com
Valora:
/
5.005.005.005.005.00
2 votos

COMENTARIOS

más relacionados...
¡No dejes que el estrés desequilibre tu dieta! Cumplir con la planificación de los proyectos laborales, mantener la intendencia de casa, asistir a todos los compromisos familiares, no renunciar a los eventos sociales con amigos,…  De lunes a domingo, nuestro ritmo de vida suele ser frenético y, en ocasiones, cuando las cotas de estrés ascienden, esto acaba repercutiendo en nuestra dieta.
5.00 2

Política de Privacidad | Términos y Condiciones | Política de Cookies | Contacta con nosotros | Publicidad

©2011-2018 Hispanetwork Publicidad y Servicios SL

Vivir mejor • ¡No dejes que el estrés desequilibre tu dieta!